“La dolorosa partitura del miedo”

•1 Octubre, 2014 • 1 Comentari

la dolorosa partitura del miedo

A través de la editorial Alkaid, capitaneada por Pilar Iglesias de la Torre, he tenido la suerte de ver publicado mi poemario “La Dolosa Partitura del miedo”. Una edición emocionante en muchos sentidos, un maravilloso prólogo de Ángel Guinda, un diseño aderezado con un dibujo de mi amigo Coli7, un epílogo de Marian Raméntol que, preciso, casi quirúrgico, desgrana aspectos de mi trabajo en general y de este en concreto. Y para enmarcarlo todo, palabras muy emocionantes que me dedican personas a las que quiero y respeto, Eduardo Moga, Albert Lázaro Tinaut, Sarco Lange, Federico Gallego Ripoll, Beatriz Pérez Sanchez, David Francisco, o Manuel M. Forega. A todos muchas gracias.

“La dolorosa partitura del miedo” consta de 33 poemas en prosa, (un número no tomado al azar) y de dos sextinas, estas últimas separadas en un apartado llamado “Doloroso pentagrama para dos sextinas”. Os dejo aquí uno de los poemas en prosa y una sextina.

el pene es un bastón nocturno, un espejo de barro

Veo millones de lunas, detrás de mis párpados, que sueñan lluvia en un bosque regado de madera. El cielo se derrama en semen sobre un sol subterráneo, cuando el pene del mundo se clava en el vientre de la vida, marginado según el celibato del yonqui. Yo nunca he alcanzado la sabia ceguera de los locos, allí donde las niñas entonan un réquiem desde la ropa brutalmente violada por sus huesos, y hay vestidos de ratas, desollados en la tierra, fornicados una y mil veces por la morfina.

Quiero que el rostro que duerme en el reflejo y se me clava en los ojos a modo de máscara hambrienta, huya como el amor, o como la lombriz que orada el fango arropada por el cuchillo de la oscuridad. Cabalgo el murmullo de los jazmines, quebrantados por un ejército de versos, que amputan mi garganta y la hacen suya negándome el aullido. Y es que en el hueco de los gritos vive mi monstruo, mi tan querida bestia, un músculo de pus que palpita en el sueño. Desde el fondo del pozo veo mi cuerpo asomado a la boca de piedra, y en mi cerebro, pequeñas luciérnagas buceando igual que difuntos inmersos en la nada.

Soy mi espejo muerto, mi angustia en la nieve del volcán, mi oración de castigo, mi deshonra de identidad creciendo en la penumbra, bajo esta madriguera explotada en estrellas. Y puedo llorar bajo las aguas del río o regalar un puñado de flores a mis difuntos amados.

Sueño con empujar mi cuerpo lejos de esta noche, dejar de ser el gato negro en el cristal.

                                la confusa lluvia del bosque

La rota infección de nuestro aire

en fuego mece por alfombra tierra

y calma en baba y paz el frío,

mate con noche la lóbrega carne

y sin el oscuro río del polvo

fluya lento y borroso ese bosque.

Teñido de barro en blando bosque

el cuervo, con alas mancha el aire,

busca audaz el corazón del polvo

decora la corteza de la tierra,

escupiendo la verga en la carne

consiente la rabieta del frío.

Las luces huelen y brilla el frío,

así duele respirar el bosque

como el Sol abierto en mi carne;

oscuro en el vientre de su aire.

Prostitutas mágicas de la tierra,

dad la reposada baba del polvo.

Una paciente montaña de polvo

lleva sola, su impasible frío

consume callada, mar de la tierra,

discurso añorado de tu bosque,

reloj que bañas las horas en aire,

desamparas al niño en su carne.

La confusa lluvia de nuestra carne

ávida de vacío, sueña polvo

y envenena a ese ser en el aire

con mágica maldad, de nuestro frío,

después que su mortificado bosque

se va sin despertar aquella tierra.

Luz, que me devoras en la tierra,

para llorarte más contra mi carne

como el remordimiento del bosque,

definitivo silencio del polvo,

amortaja mi cuerpo con tu aire,

carga quieto el lastimoso frío.

Mudo aire, es el todo de la tierra,

el frío, estímulo de la carne,

y llevó en el polvo, al negro bosque.

Sobre la experiencia de ser invitados a la 18ª edición del festival de poesía en Curtea de Arges (Rumania), organizado por la Academia Orient-Occident.

•29 Agost, 2014 • Feu un comentari

En estos días posteriores a la experiencia del festival, hemos estado debatiendo si realizar esta crónica o no. Por un lado, están nuestros amigos y contactos, que no queremos que se sientan involucrados ni comprometidos de ningún modo, y  por otro, la necesidad de denunciar una situación que bien podría repetirse, y que en nada ayuda a la situación de la poesía en el mundo, ni del arte en general. Por eso decimos que ésta es en todo caso nuestra visión, y que lejos de faltar al respeto a nadie, queremos dejar constancia de algo que nos parece injusto, a la par que incomprensible. También nos hacía dudar el hecho de que nuestras palabras parecieran implicar a nuestros compañeros de festival, y nada está más lejos de nuestra intención, de manera que debemos aclarar también que no pretendemos ninguna complicidad con nadie, si ésta se produce, la recibiremos con satisfacción, pero en principio, estas palabras son de exclusiva responsabilidad de los que suscriben.

También queremos dejar constancia expresa de nuestro agradecimiento hacia Cristian Sabau quién se ocupó de los dosieres de prensa antes y después del festival y cuyo esfuerzo y trabajo valoramos en gran medida.

Dicho esto, matizamos: Estamos molestos,  incómodos y enfadados, aunque sería más preciso decir que estamos estupefactos.


 

Ser invitados a la 18ª edición del festival de poesía en Curtea de Arges (Rumania) nos había parecido una propuesta emocionante y la afrontamos con mucha ilusión. El planteamiento no podía haber sido mejor, participantes de diversas nacionalidades, y currículos absolutamente impresionantes, garantizaban una experiencia enriquecedora y más que interesante. En este sentido así ha sido, siete días compartiendo el festival con bellísimas personas llenas de humildad y de sapiencia. Y con eso nos quedamos, con una experiencia magnífica a nivel humano.

 

Ahora bien, si el planteamiento que uno se hace al asistir a un acontecimiento de talla internacional, es el de contactar y conocer a otros artistas y su obra, y a su vez que éstos conozcan la propia, es claro también que la organización tiene la responsabilidad de ofrecer un marco que favorezca tal contacto. Uno espera, y lo espera con razón si además se tiene en cuenta la altísima cuota de inscripción solicitada, que le proporcionen un dosier (por escueto que sea) sobre los compañeros participantes, es decir, ¿con quién estoy? ¿de quién se trata? etc. … y evidentemente que se lo proporcionen en su lengua materna o en su defecto en inglés. El único currículo que proporciona la organización es el recogido en la antología del festival y está publicado únicamente en rumano. Uno espera que en algún momento la organización presente a los participantes como es debido posibilitando así el intercambio entre, además de poetas, editores y directores de revistas literarias, pero curiosamente la organización se limitó a pasar lista -nombre del participante y país- con lo que la posibilidad de trabajo e intercambio entre los asistentes se redujo a la iniciativa individual. Quizás y teniendo en cuenta que se dispone de seis días, también es de esperar que los poetas puedan recitar con cierta tranquilidad, es decir que si se ha convocado a 30 poetas, se repartan y se hagan sesiones de 4 poetas a lo sumo (lo que ya representa un buen rato diario escuchando poesía); lo que uno no espera es pasarse más de cinco horas recluido en una sala mal acondicionada asistiendo a una especie de “micro-abierto” o “fiesta de final de curso” donde 15 de 30 poetas recitan consecutivamente y sin descanso – ni para ellos ni para los oyentes- con el agravante de que como son 30, al día siguiente se repite la operación en las mismas condiciones, y recitan los 15 restantes dándose por concluidas las lecturas en el festival. Ergo, la mayoría de participantes se han desplazado hasta Rumanía para leer un sólo poema, algunos han tenido más suerte y han conseguido una segunda lectura al resultar finalistas o ganadores de los premios que el último día, en el cierre del festival, otorga la Academia Orient-Occident. 

Resulta frecuente en estos eventos amenizar los actos con alguna actuación de algún grupo folclórico local, o bien con recitales (mucho más breves) de poetas locales. Incluso pueden hacerse pequeñas excursiones para “descansar” de las muchas horas sentados escuchando recitar; bien entendido que lo que se va a hacer en un recital de poesía, es precisamente recitar y escuchar cómo recitan los compañeros. Pero lo que ya no es tan frecuente es que hayan más eventos de folclore que participación de los poetas invitados. Que uno de los organizadores decida encabezar una exposición sobre libros no convencionales (libros de Vidra), al parecer típicos del arte rumano ,puede considerarse (y ser) muy interesante, pero si su exposición se extiende más de hora y media con la única ayuda de un traductor que tan solo habla inglés y rumano, restando tiempo a las intervenciones de los poetas invitados, entonces la situación cambia y entramos ya en un terreno que bien podría considerarse como falta de respeto hacia los participantes . Tampoco es muy frecuente -ni creemos que sea elegante- que los poetas invitados acudan en su totalidad al recital de los poetas locales pero que la organización no prevea la asistencia de estos últimos en las intervenciones de los demás, el resultado fue que los poetas locales solo aparecieron el día que les tocaba recitar teniéndonos a nosotros de público (entregado, por cierto) mientras que en nuestras escasas intervenciones (dos) éramos únicamente nosotros nuestro propio público. Si además volvemos a recordar que la cuota de inscripción a este festival no es ninguna nimiedad, tampoco parece de recibo que en las excursiones (y en el resto de actividades) solo haya un traductor del rumano al inglés y viceversa, es decir, el resto de países invitados y sus respectivos idiomas son ignorados por completo, de habla hispana, por ejemplo,  habían 5 países invitados y siete poetas, así como de habla francófona – cuya representación era también importante en el festival –  tampoco fue tenida en cuenta, y los árabe parlantes, otra comunidad cuantiosa, se encontraron con la misma situación.

Otro tema de máxima importancia es la comida, puesto que 30 poetas de diversas nacionalidades y culturas, plantearán problemas de incompatibilidad a la hora de alimentarse, no todos pueden comer cerdo, no todos pueden comer carne, etc. … por otro lado, nada que no pueda resolverse con respeto y buena disposición, como sería de esperar, pero en este caso los modales fueron realmente rudos, la calidad si bien es cierto que no era deficiente sí era, para decirlo suavemente, repetitiva, seis días comiendo pollo y sopa (de pollo por supuesto) o bien para los vegetarianos polenta, champiñones y guisantes, nos parece un tanto pobre dietéticamente hablando. En una ocasión, intentaron colarle a uno de nosotros un plato de pescado, haciéndolo pasar por vegetariano, y ante nuestra insistencia en rechazarlo, se enfadaban y nos gritaban que el pescado era un plato perfectamente vegetariano porque no era carne.

Los horarios, también son un tema delicado, pero debe atenderse a la simple norma internacional que impera en los hoteles, la comida suele hacerse entre las doce y la una del medio día y la cena entre las 7 y las 21, pero lo que ya es un poco más extraño es plantear la comida a las 15 horas y la cena, a veces, a las 23 horas sin ninguna planificación regular ya que los horarios cambiaban substancialmente dependiendo del día. Un día cenábamos a las 21:00 y al siguiente a las 23:30, lo mismo sucedió con la comida del mediodía.

Este festival está organizado por la Academia Oriente-Occidente, que (y siguen las sorpresas) está formada por dos personas, un matrimonio (al menos que se encarguen de organizar directamente el festival y que estén presentes durante el transcurso del mismo). Esto no sería nada excepcional, salvando el hecho de que las palabras “academia”, “internacional”, “festival”, hacen pensar en una organización de cuantiosos miembros y con cierta infraestructura. Pero resulta que la academia no tiene sede visible, y a parte del “festival” no le conocemos ninguna otra actividad fuera de la editorial y sus servicios de traducción,  servicios estos últimos que nos llamaron mucho la atención puesto que ninguno de los dos miembros de la academia y organizadores visibles del festival  conocen, por ejemplo en nuestro caso, el español. Queremos pensar pues, que trabajan con  traductores colaboradores externos y que por esa razón los ejemplares de la antología se vendían a 30 euros (nada menos). Para acabar de redondear la situación, dicho festival no tiene repercusión cibernética alguna, si tenemos en cuenta que vivimos en la era de la comunicación digital y que ésta es la manera más fácil para los que vivimos a muchos miles de kilómetros de distancia de dar a conocer nuestro paso por dicho evento, y al mismo tiempo de saber qué ocurrió en festivales anteriores (recordemos que esta es la decimo octava edición) es poco menos que sorprendente encontrar únicamente un blog dedicado a dicho festival (repito: de carácter internacional) cuyo último post está fechado en febrero de este año, es decir, no se ha hecho difusión alguna de la presente edición, ni se ha anunciado a los poetas participantes, ni nada de nada hasta la fecha.

Para los que suscriben asistir a este encuentro fue un esfuerzo. Lo fue económicamente y lo fue a nivel de infraestructura. Esperábamos asistir a un evento de talla internacional y ser tratados con esmero y con mimo. Entendemos que organizar un festival de estas características no es fácil (no quiero ni imaginar los esfuerzos comprometidos en festivales como el de Medellín, Puerto Rico y otros muchos donde la cita no es precisamente con 30 poetas si no con 150!) pero lo que no entendemos ni toleramos son los malos modales que tuvimos que soportar en ocasiones como, por ejemplo, que uno de los miembros de la organización no nos dirigiera la palabra en los seis días de Festival, ni siquiera para saludarnos, excepto en sus propias presentaciones o lucimiento personal en los diferentes actos que protagonizó (y no eran diferencias culturales si no, simplemente, mala educación); el abandono lingüístico al que nos vimos abocados, el abandono artístico que sufrimos (ya que para leer un solo poema no hace falta hacer tantos y tantos quilómetros), la sensación de volver a la infancia al ser tratados como colegiales (con examen incluido, literalmente, ya que se solicitó a los poetas invitados que respondieran por escrito y con ¡firma! a una serie de preguntas “dictadas” in situ -ni siquiera mecanografiadas- que abarcaban temas como el poema que más nos había gustado de entre nosotros – pregunta de muy mal gusto a nuestro parecer-, si habíamos estado en Rumanía anteriormente -¿qué relevancia podrá tener dicha pregunta para el festival?-, o qué cosas encontrábamos mejorables del festival-como la lista era interminable no dio tiempo a contestarla debidamente). 

Uno de los miembros de la organización tuvo que ausentarse por encontrarse físicamente muy mal debido a los dolores de cabeza que “este grupo” poco cohesionado le estábamos causando, al parecer no se percató de que la “descohesión” no era otra cosa que pura indignación, a tenor del servicio recibido, los precios abusivos enmascarados en una supuesta “cuota de inscripción”, la clara falta de profesionalidad, la continua improvisación de todo lo que acontecía, pues nos mandaron un programa por correo electrónico, para luego no respetar ni los horarios ni los eventos que allí se anunciaban. En este sentido, se realizo uno de los actos más bochornosos a los que hemos tenido la desgracia de asistir, y quede claro que no lo decimos por los compañeros, que actuaron siempre con una sonrisa en los labios, y con la sana intención de participar (aunque lo que nos propusieran no tuviese ni pies ni cabeza). Una de las tardes, después de una soporífera introducción, uno de los miembros de la Academia Orient-Occident, decidió que la mejor forma de pasar el resto de la tarde no era recitar poesía, no era presentar a los poetas o en todo caso proponer alguna actividad con tal de presentar nuestros respectivos proyectos literarios. Por el contrario, le pareció mucho más interesante que cada uno cantara, contara un cuento, contara un chiste etc … lo que fuera, con tal de que perteneciese a la cultura originaria del poeta. No nos mal interpreten, fue hasta divertido, pero uno se pregunta para qué demonios ha volado más de 1.900 km. y naturalmente para qué ha pagado tanto dinero.

Por todo lo anteriormente expuesto tenemos la obligación moral de manifestar nuestra disconformidad con esta 18ª edición del festival, no sabemos cómo fueron las anteriores, pero si tras 18 años el resultado ha sido el que hemos vivido, no podemos sentirnos de otro modo que no sea decepcionados y muy enfadados.

22 de Julio de 2014

 Marian Raméntol  &  Cesc Fortuny (España)

English Version

On the experience of being invited to 18 ª edition of the poetry festival in Curtea de Arges (Romania), organized by the Orient-Occident Academy

In these days later to the experience of the festival, we have been debating if to write this chronicle or not. On the one hand, there are our friends and contacts which we do not want that they feel involved or compromised in no way. For other one, the need to denounce a situation that well might repeat, and it nothing helps to the situation of poetry in the world, not neither of the art in general. Because for it, we say that this is just our vision, and without the intention of lacking respect from nobody, we want to transmit our sensation of injustice, at par that something incomprehensible. It was also making us doubt to the fact that our words seemed to imply our companions of festival, and nothing it is further of our intention. So we also must clarify that we do not claim any complicity with anybody, if this one takes place, we will receive it with satisfaction, but at first, these words are of exclusive responsibility of those who sign.

We also want to give express witness of our gratefulness towards Cristian Sabau who dealt with the dossiers of press before and after the festival and whose effort and work deserves all our recognition.

 Saying this, we qualify: We are annoying, uncomfortable and angry, all though it would be more necessary to say that we are astonished.

To be invited to 18 ª edition of the festival of poetry in Curtea de Arges (Romania) had looked to us like an exciting offer and we confront it with lots of illusion. The approach could not have been better, participants of diverse nationalities with absolutely impressive curriculum that guaranteeing a wealth-producing experience. In this sense this was the way, seven days sharing the festival with the most beautiful people full of humility and wisdom. And with this we remain, with a magnificent human level experience.

So if the exposition that one does to himself on having been present at an event of international height is contacting and knowing to other artists and their work, and at the same time that they know the own one, it is also clear that the organization has the responsibility of offering a frame that favors such a contact.
 

When the quotation of the inscription is so high, people wait that the organization provides to everybody with one dossier with artistic information about all the participating in the festival, in English at least, but the only curriculum that the organization provided us was the same that appears in the festival anthology and in Rumanian.

The organization did not propose to the participants, the organization just read a list –name of participant and country-, so the opportunity to share works and know each other was on one’s own initiative.

Probably and bearing in mind that we have six days, it is of wishing too that the poets could recite with certain tranquility. So, if 30 poets have been summoned, they should be distributed in meetings of 4 poets at most (what already represents a good daily moment listening poems), but we passed the 2 first days more than five hours imprisoned in a room badly equipped, leading a kind of “open-mic” where 15 of 30 poets recite without rest for nobody. After these 2 days the organization finished with the readings in the festival. The majority of participants have moved up to Romania to read one only poem, some of them have had more luck and they had obtained the second reading when they turned out to be finalists or winners of the prizes that last day, in the closing of the festival, grants the Academy Orient-Occident.

It is frequently in these events to entertain the acts with some performance of some locally group, also with recitals (much more brief) of local poets. It is also normal to make small excursions in order to rest from many hours listening people recite, understanding that what is going to be done in a recital of poetry, it is precisely this. But it is not so frequent that there are more events of folklore than participation of the poets invited.

That one of the organizers decides to lead an exhibition about not conventional books (Vidra’s books), typical of the Rumanian art, it can be considered (and to be) very interesting. But if his exhibition spreads more than hour and a half with the unique help of a translator who only speaks English and Rumanian -reducing time to the interventions of the invited poets- the situation changes into a lack of respect towards the participants.

It is not frequent and neither polite that all the poets invited come to the recital of the local ones but that the organization does not foresee the assistance of the above mentioned in the interventions of the others. The result was that local poets only appeared the day that they were had to recite, with all of us as a certainly enthusiastic public, whereas in our scanty interventions (two) we were our own public.

If in addition we return to remember that the quota of inscription to this festival is not any excess, it does not also seem consequent that in the excursions (and in the rest of activities) there was only a translator from the Rumanian to English and vice versa. That means that the organization ignored completely the rest of invited countries and their respective languages. For example there were 5 countries of Spanish speakers and 7 poets, the same for French speakers which representation was also important in the festival and the Arabic speakers, another large community either.

Other topic with maximum importance was food. 30 poets of diverse nationalities and cultures will raise problems of feeding incompatibilities: not they all can eat pork, not they all can eat meat, etc. … On the other hand, nothing so unachievable that could not be resolved with respect and good disposition, but in this case the manners were really rough, the quality though it is true that was not deficient  was, to say it softly, repetitive. Six days eating chicken and soup (of chicken, of course) or for vegetarian people polenta, mushrooms and peas, that seems to us to be rather poor dietetically speaking. In one occasion, they tried to give to one of us a fish dish, making it pass for vegetarian, and after our insistence in rejecting it, they were getting angry and they were shouting us that the fish was a perfectly vegetarian plate because it was not meat.

The schedules are also a delicate topic, but in general, they must attend to the simple international norm that reigns in hotels. Lunch time is 12p.m. to 14p.m. and dinner time is between 19p.m. to 21p.m., but we had and a really strange schedule like lunch at 15p.m. and dinner some days at 23p.m. others at 21p.m. or at 23:30p.m., without any regular planning because the schedules were changing depending the day. It was the same for lunch time.

This festival is organized by the Orient-Occident Academy, which is formed by 2 people, a married couple (they were not present during the festival). This would not be exceptional at all, saving the fact that the words “academy”, “international”, “festival”, make think about an organization of large members and with certain infrastructure, but this academy does not have a visible headquarter, and we do not know any other activity out of the festival, the publishing house and its translation services, services that surprised us very much because none of two members of the academy and visible organizers of the festival know, for example in our case, the Spanish language. We want to believe that they work with external translators as collaborators and that is the reason that the copies of the anthology were selling at nothing less than 30 Euros.

And the worst of the situation is that this festival does not have any cybernetic repercussion. If we live in the age of digital communication this is the easiest way for those that live to many thousands of kilometers of distance of announcing our step along the event. And at the same time is the easiest way to know what happened in previous festivals (let’s remember that this one is the 18th edition). So it is almost surprising to find only a blog dedicated to the festival (with international character) which last post is dated in February of this year, that means that nobody has done any diffusion of the present edition and nobody has not even presented the participants poets.

For us to be present at this meeting it was an effort. It was an economically effort and also regarding infrastructure was an effort too. We expected to be present at an event of international height and to be treated with carefulness. We understand that to organize a festival of these characteristics is not easy (I do not want to imagine the efforts compromised in festivals as Medellin, Puerto Rico and great others in which the appointment is not precisely with 30 poets if not with 150!), but what we neither understand and we do not even tolerate are the bad modals that we had to support in occasions like, for example, that one of the members of the organization did not say a word to us in six days, not at least to greet us, except in his own presentations or personal splendor in the different acts that this person lead. And there were not cultural differences if not a question of bad education. We do not tolerate the linguistic abandon to which we met doomed. We do not tolerate the artistic abandon that we suffered (for read just one poem it is not necessary to do so many kilometers). We do not tolerate having been treated as schoolboys (with an examination included, literally! Poets were requested to write and sign answers about a series of dictated questions – not typed – that were including topics as: The poem that more we had liked of strictly between ourselves; if we had been in Romania previously – what relevancy will be able to have the above mentioned question for the festival?, or what things we were finding improvable from the festival – as the list was so large we had not time to answer it correctly-.

One of the members from the organization had to stay away for being physically very badly due to the headaches that “this group” slightly united we were causing him. Apparently he did not notice that this “disunion” was not another thing that pure indignation, indignation on the basis of the received service; indignation for the improper prices masked in a supposed “quota of inscription”; indignation for the clear lacking in professionalism; indignation for the continuous improvisation of everything what was going on (all the participants received an email with a program that the organization did not respect –schedules or events-. To that effect the organization realized one of the shameful acts to which we have had the misfortune to assist, and we want to clarify that we do no say this for the companions, who acted always with a smile in their lips and with the good intention to take apart (though that they were proposing to us did not have rhyme or reason). One of the evenings, after a large soporific introduction, one of the members of the Academy Orient-Occident, decided that the best way of spending the rest of the evening was not to recite poetry or present the poets or in any case to propose any activity so as to present our respective literary projects. On the contrary, that person thought that it was more interesting that each one was singing or telling a story or telling a joke, etc., whatever that was concerned to the original culture of the poet. Please do not misunderstand us, it was even entertaining but we wonder for what the hell we had to fly more than 1.900 km and naturally why we had to pay so much money.

We have the moral obligation to expose our non-conformity with this 18th edition of the festival because all the above explained. We do not know how were the previous ones, but if after 18 years the result has been through the one that we have lived,  we cannot be more than  disappointed and very angry.

22th July 2014
Marian Raméntol & Cesc Fortuny (Spain)

“Avui fosquejo morta & El silenci plou sobre les pedres” nuevo libro de Marian Raméntol y Cesc Fortuny i Frabré

•9 Setembre, 2013 • Feu un comentari

Dos poemarios en un solo volumen, “Avui fosquejo morta & El silenci plou sobre les pedres” es el nuevo libro publicado por Alvaeno Ediciones que acaba de salir del horno, prologado por Eduardo Moga y con la ilustración de portadas de Federico Gallego Ripoll.

Un libro especial en todos los sentidos, continente y contenido, que ni qué decir cabe, es un orgullo para mí, ya no tan sólo por el hecho de publicar con Cesc Fortuny, si no por contar con la colaboración y mimo tanto de Moga como de Gallego Ripoll, dos artistas a los que admiro sinceramente.

Decida el lector por dónde quiere empezar, pues este libro no tiene contraportada, tan sólo hay que girarlo para adentrarse en un u otro poemario.

Gracias a Alvaeno Ediciones por apostar por la cultura sin fronteras. Una editorial malagueña dispuesta a publicar dos poemarios en catalán es de agradecer. Gracias también a Candela, por su dedicación y mimo en la maquetación.

Ahora solo queda disfrutarlo!

II

La teva panxa marítima i rodona

és la meva assignatura,

la pàgina verge que navega

pel vinagre de l’últim silenci blanc

mentre flotes esquinçada sobre la gespa

dels rius que m’esborren.

Tota tu tens sabor a liquen, i ens separa

tan sols una immensa ratlla blava.

VIII

Avui fosquejo morta, morta com la nit

que s’escola pel desguàs, molt endins,

amb el silenci regalant per l’esfínter

d’un sentiment cadavèric i inharmònic.

Quasi a punt d’esmunyir-me,

embruto les galtes dels meus fills amb la salivera

folla de la lluna i torno a pecar

amb l’orgull entristit

i la lletra final absolutament torta.

(del poemario Avui Fosquejo Morta de Marian Raméntol)

 

 

 

 

L’abisme que creix a la pluja

Altra vegada sóc

quan baixo lentament al soterrani

de la petita casa

de mi mateix.

Joan Vinyoli “L’Acte darrer”

El petroli de la culpa, ofegat,

envelleix i esquitxa l’abric

implacable de totes les misèries,

podrint virus i orfes,

que s’adormen sobre la tarda.

Jugant en els molins del somni,

pluja d’estómacs al carrer,

degrada els noms

com l’abisme que creix a la tronada,

gravant amb semen

la pròpia carronya de la promesa.

Fins i tot la terra ens vol morts,

suaus com un tros de carn picada,

com un peix pelut o el tentacle

d’un nen,

i si la mort és la cura de la por,

el passat és ja un ocell d’horrors.

En la veritat líquida,

la roca és un fluid.

Esgarrapades al sostre

Ha estat trist dormir muntant

la llengua del mirall, maltractat

quan la nit ha mort en aquest tros de res

i jo desperto en el més fosc,

petrificat als meus llavis

com una bèstia d’escorça,

gelat i totalment buit.

Els gossos del cel pengen

com bombetes de fira,

meduses d’aire batent les ales,

i el meu cor va acumulant interessos

amb cada batec,

com esgarrapades al sostre

en una lleterada d’estels

que ens enlluerna la tomba.

Ara que el meu jardí aromàtic

és la sorra del gat,

i que el paper badalla sobre la catifa,

a l’hora en què canten

les cotorres i tot s’acaba,

espero la llavor negra

lliscant pel meu llom com una llepada al fetge.

Després de tant insistir trucant a portes prohibides,

és lògic que alguna cosa respongui

de l’altra banda.

 

Soterrat al forat de la vorera

El color dels meus somnis és el negre.

Lluito contra la mort dels arbres,

i m’espero a la solitud glaçada

de l’aigua, arraulit a la seva fredor,

on els mots tenen mamelles

com una gola passiva

que em retorna a la matriu.

Soterrat al forat de la vorera,

el plor és un llavi estret, i l’amor

és la píndola per a no estar sol.

Com un cistell d’ous trencats,

la gana és un silenci estrany

i la mort, aquell procés per a fer

lloc als altres, igual que els peixos

són tecles

al piano del mar.

                                           Mai no em va amoïnar el

                                           meu  nom,

                                           mentre encara me’n recordava.

(del poemario “El silenci plou sobre les pedres” de Ces Fortuny i Fabré)

Enlaces de interés sobre el próximo concierto de OxímoroN. 09/05/13

•7 Mai, 2013 • Feu un comentari

 

 

 

C/Dolors Masferrer i Bosch nº 33. Barcelona.
Organiza Requiem am Ria. http://revista.requiemambria.com/

Entrada gratuita

Metro L3 Les Corts
Bus, 58,70, 72, 75

 

 

OXÍMORON/ BLUESÍA EN AGENDA CULTURAL GENCAT.CAT

 

TODOS LOS ACTOS EN AGENDA CULTURAL GENCAT.CAT

 

OXÍMORON lescorts.cc Xarxa Ciutadana de Les Corts

 

OXÍMORON  Acelobert

OXÍMORON Web de la ciudad de Barcelona cc Les Corts

 

OXÍMORON Programa Districte les Corts

 

Sonido Spot / freemp3x.com/programacio-mp3-

Oxímoron presenta su espectáculo “Bluesía”

•7 gener, 2013 • Feu un comentari

El próximo 19 de enero, Oxímoron deslizará su oscura poesía por el blues rural más primitivo, en el Antic Forn de Vallcarca, associació ECOS.
Compartiremos escenário con “La Patilla y la Visceralidad” (un lujo) y eso … será todo.

Imagen

No quiero estar solo. Vídeo con música del grupo O.D.I. y fragmentos de Comiendo pelos como herejía poética de Marian Raméntol y Cesc Fortuny i Fabré.

•28 Novembre, 2012 • Feu un comentari

Avance de lo que será la celebración del V aniversario de la publicación de “Comiendo Pelos como Herejía Poética” publicado por Ediciones Atenas en 2008.
Vídeo con música del grupo de Ritual/drone O.D.I. y con fragmentos del poema.

http://youtu.be/YXq8MdyXY6w

 

Publicado el relato “Atmósfera Viciosa” en la revista “Al otro lado del espejo”

•12 Desembre, 2011 • 1 Comentari

Este pasado mes de septiembre, apareció la revista “Al otro lado del espejo” publicada por la asociación cultural “La vida rima”

Tengo el inmenso honor de participar en ella, con el relato llamado “Atmósfera Viciosa”

 
Segueix

Get every new post delivered to your Inbox.